Llámanos: 91-186 30 62
Best WP Theme Ever!
Llámanos: 91-186 30 62

El Tribunal Supremo ratifica la condena de 35 años a los acusados de Valladolid por importar ‘coca’ de Sudamérica

El Tribunal Supremo ha confirmado un conjunto de penas que suman treinta y cinco años y medio de cárcel y multas por importe de 11.800.000 euros a los cinco detenidos en 2012 en la ‘Operación Suitcase’, un nigeriano, tres vallisoletanos y una joven de origen rumano, tras considerar acreditado que se dedicaron a la captación de ‘correos’ o ‘mulas’ en la provincia vallisoletana a quienes pagaban el billete de ida y vuelta con destino a países de Sudamérica para introducir cocaína en España.

En su resolución, el Supremo no admite los recursos de casación presentados por dos de los condenados contra un fallo anterior de julio de 2014 de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Provincial que consideró a los cinco detenidos autores de un delito de tráfico de drogas, en la modalidad de notoria importancia y de las que causan grave daño a la salud, aunque no entendió probado que integraran un grupo organizado o una red criminal.

Las penas más elevadas, en concreto 8 años de prisión y multas de 3 millones, recayeron sobre Goodnews G.M.C. y Sergio S. del C, a los que se otorga un mayor grado de participación en los hechos, mientras que el resto de procesados, Juan Luis A.P, Mihaela A.C, quien fuera novia de Sergio, y la joven Sara M, han sido condenados a 6,5 años y multas en el caso de los dos primeros de 2.400.000 euros y de 1.000.000 en el de la tercera acusada.

El Ministerio Público había solicitado para Goodnews 14 años de cárcel y multa de 10 millones por considerar que era el cerebro de una organización que dirigía desde San Sebastián de los Reyes (Madrid), donde residía, y para la que, en un escalafón inferior, contaba con la colaboración del resto de imputados, los vallisoletanos Sergio S. del C. (‘Cara Perro’), Juan Luis A.P. (‘Carpita’) y Sara M. y la rumana Mihaela A.C. (‘Eva’), que se exponían a condenas de diez años y cinco millones de multa. La investigación se inició en mayo de 2012, cuando agentes del Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de Valladolid tuvieron conocimiento de que en esta ciudad se había asentado supuestamente un grupo de personas, dirigida por una persona afincada en Madrid, dedicada a la captación de correos para traer droga de países suramericanos a cambio de una cantidad económica que rondaba los mil euros.

El grupo asentada en Valladolid se componía de tres personas, Sergio S, Juan Luis A. y la novia del primero, Mihaela, quienes iban captando a jóvenes de buena presencia a los cuales les proponían el viaje. Aquellos que aceptaban las condiciones, eran provistos de pasaporte, billetes de avión y dinero para permanecer en el país de destino durante una semana, tras el cual regresaban con droga bajo la promesa de recibir unos 4.000 euros. La organización estaba creciendo tan rápidamente que en un mes la cúpula de Valladolid, encargada de la captación, pasó a integrarla otra persona más, Sara R.M. Durante los meses que duró la investigación los agentes fueron descubriendo a personas que iba captando la organización y que realizaban viajes a países de Suramérica, (Perú, Brasil, Venezuela y Argentina), donde una vez que llegaban allí, una persona de la organización contactaba con ellos y transcurridos unos días le facilitaban una maleta con ropa preparada para que volviera a España, entregándole el billete de vuelta.

Durante los meses que duró la operación, las personas que fueron detectadas como correos o ‘mulas’ sufrieron toda clase de suerte, hasta el punto de que los más “afortunados”, según la policía, fueron detenidos en controles realizados por los agentes del Aeropuerto de Barajas, previo aviso del Grupo de Estupefacientes, mientras que otro fue detenido en Venezuela junto con tres policías de la Guardia Nacional y otro correo, al llegar a Argentina, fue asaltado y le fue sustraído todo lo que llevaba, por lo que fue abandonado a su suerte por la organización. Fruto de la operación policial, los funcionarios actuantes interceptaron a distintos correos una vez llegados a España procedentes de Lima (Perú) y Caracas (Venezuela) y se incautaron en territorio nacional de casi 20 kilos de cocaína valorados en cerca de dos millones de euros en su venta por gramos.coca

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

cuatro × 2 =

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR