Llámanos: 91-186 30 62
Best WP Theme Ever!
Llámanos: 91-186 30 62

Prohíben a dos abusadores sexuales en Málaga utilizar las redes sociales de contactos

Las redes sociales eran uno de los instrumentos que utilizaban para conocer mujeres. Se trata de dos hombres que acaban de ser condenados por varios delitos de abuso sexual y para los que el tribunal, además de imponerles una pena de prisión, así como el deber de indemnizar a las víctimas, les ha prohibido emplear las diversas aplicaciones de contactos que ofrece internet.

Los delitos por los que han sido condenados tuvieron lugar el 27 de diciembre de 2012. Las víctimas habían acudido al lugar en el que residía en Alhaurín de la Torre uno de los acusados, que estaba en compañía del otro procesado. Los dos, puestos de acuerdo, ofrecieron a las víctimas unos combinados del alcohol en los que habían disuelto unas pastillas de trankimazin.

Su objetivo no era otro que conseguir privar de sentido a las víctimas o doblegar su voluntad, siempre según se recoge en la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, a la que ha tenido acceso este periódico. Al ingerir las bebidas, ambas quedaron en un estado de semiinconsciencia, momento que aprovecharon los dos acusados para satisfacer sus deseos sexuales con ellas.

Sin embargo, una de las víctimas pudo recuperar en un momento dado la consciencia. Veía a su amiga con la mirada ida, mientras los dos procesados abusaban de ella. Logró despertarla y las dos abandonaron apresuradamente el lugar.

Al llegar a sus casas comprobaron que no llevaban ropa interior, viendo también una de ellas que le habían escrito una frase obscena en la parte posterior del glúteo. Además, por la mezcla del fármaco con el alcohol sufrieron los días posteriores dolores de cabeza y se notaban cansadas.

Por ello, el principal acusado ha sido condenado como autor de dos delitos de abuso sexual, así como de otro de tenencia ilícita de armas, ya que bajo la autocaravana en la que residía se encontró un arma de fabricación casera adaptado para el disparo y munición. La sala le ha impuesto seis años y nueve meses de prisión, además de no poder utilizar redes sociales de contactos durante ocho años ni acercarse a las víctimas.

Al otro procesado se le ha impuesto una pena de dos años de prisión por su complicidad en el delito de abuso. Tampoco podrá acercarse a una de las mujeres ni utilizar las redes sociales durante 5 años. Además de tener que indemnizarlas, los dos deberán asistir a programas de reeducación sexual.

burundanga

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

2 × uno =

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR